CSZ
inicio enlaces contacto
csz

---Inicio > Noticias

 servicios

Nuevas formas de ciberacoso (25/08/2013)

Una red social en la picota

El suicidio de 5 jóvenes usuarios de Ask.fm en un año dispara las alarmas sobre su potencial nocivo. Los participantes aceptan recibir preguntas de toda condición sin conocer quién las formula

El Periódico de Aragón / VÍCTOR VARGAS LLAMAS

 

Habrá muchos que leerán el nombre y pensarán en una nueva emisora de radio. Un error que, al fin y al cabo, es bastante previsible para una web con un dominio tan característico como Ask.fm. Pero en este caso la confusión está estrictamente delimitada al público adulto. Decenas de millones de adolescentes de todo el mundo saben a la perfección que se trata de la nueva sensación entre las redes sociales. Un espacio con un sencillo funcionamiento y un extraordinario potencial nocivo, que forja su trágica leyenda con la muerte de al menos cinco adolescentes en menos de un año. Un dramático bagaje que refuerza la pujanza de una web que tras semanas de eludir su responsabilidad, ha anunciado su compromiso para mejorar su seguridad. Entre las medidas concretas, incluirá un botón del pánico y promete investigar abusos en menos de 24 horas.

Preguntas y respuestas, sin más. Esa es la sencilla dinámica de Ask.fm, que le otorga una pátina de candidez que poco tiene que ver con muchos de estos cuestionarios on line. Sobre todo cuando en medio se topa con la compleja realidad de los adolescentes. Y es que la perversión no conoce límites cuando quien formula la cuestión dispone de todas las facilidades para preservar su identidad.

CONMOCIÓN

Hasta 300 caracteres para trasladar al receptor preguntas de todo tipo. Y no hay término medio, Algunas son de lo más banal: cantante favorito, a quién le diste tu primer beso... Pero también son habituales las que versan sobre drogas, sexo, enfermedades, traumas... Tabús universales en algunos casos; en otros, maldades demasiado certeras como para no sospechar del entorno directo del usuario. Preguntas y comentarios con denominación de origen desconocida, aunque a veces parezca que las formule el mismo diablo. Pese a que la edad mínima para participar es de 13 años, como ya ocurre con tantas otras reglas de dudosa eficacia en la red, muchos sortean el requisito sin problema. Eso también lo saben los pedófilos, muchos de los cuales merodean por esta red.

Del riesgo potencial de Ask.fm puede dar fe la familia de Hannah Smith, una británica de 14 años que se suicidó hace dos semanas, desbordada por las preguntas y comentarios vejatorios de un grupo de acosadores desconocidos. La chica tuvo que encajar lindezas varias, como que le desearan que contrajera un cáncer y que le preguntaran por qué no bebía lejía.

Sus padres creen que la mejor forma de honrar su memoria es entablar una batalla sin cuartel contra esta red social. Una empresa para la que ya cuentan con el apoyo del primer ministro británico que ha pedido el boicot a Ask. Numerosos anunciantes han secundado la propuesta y han retirado sus campañas. Antes de Hannah, en los meses precedentes, las autoridades asocian a esta web con los suicidios de otros cuatro jóvenes del Reino Unido, Irlanda y EEUU.

PULSIÓN UNIVERSAL

Ante las primeras acusaciones, los creadores de Ask.fm, los hermanos Mark y Ilja Terebin, eludieron cualquier responsabilidad en las muertes y las achacaron al "carácter cruel típico" de los jóvenes anglosajones. Entre quienes discrepan, Carles Feixa, profesor de Antropología Social en la Universidad de Barcelona, quien explica que manifestaciones como el rumor o comentarios anónimos con trasfondo morboso son inherentes a la condición humana en cualquier zona del mundo, en cualquier momento de la historia. "Son elementos que refuerzan la cohesión social y reflejan los conflictos sociales. La gran diferencia y el riesgo potencial que tienen ahora es su carácter viral", considera Feixa.

Las cifras así lo demuestran. La red ha multiplicado los cinco millones de usuarios de abril del año pasado hasta alcanzar más de 53 millones a mediados del 2013. Pese a que se creó en el 2010, Ask.fm es ya la décima red social en el mundo. En dos mercados tan pujantes como Brasil y Argentina, casi uno de cada cinco internautas entra en esta web de forma regular. Su penetración también parece imparable en España, de donde ya recibe en torno a 1.065.000 visitas, un 2,1% del tráfico total.

Pese a la contundencia de las cifras, Feixa advierte de la conveniencia de relativizar los diferentes aspectos del fenómeno. Ni los jóvenes son tan inmaduros ni se debe cargar las tintas con internet: "La causa del suicidio no es la red social o la tecnología que la vehicula, sino los elementos patológicos y el entorno social en el que se da", explica.

Pese a los cambios anunciados por la compañía, la incredulidad entre los expertos persiste. Baste decir que Ask.fm solo dispone de 50 asesores externos para controlar el contenido denunciado como inapropiado para un flujo que ronda los 30 millones de preguntas y casi otras tantas respuestas a diario


 
 
OTRAS NOTICIAS
 
SE PUBLICA EL MAYOR ATLAS DE LAS DROGAS (29/08/2013)
 
La cocaína 'enseña' al cerebro a seguir consumiendo (25/08/2013)
 
Los jóvenes se declaran "satisfechos" y con "espíritu emprendedor", según INJUVE (12/08/2013)